Posteado por en Sep 14, 2017 en Novedades, Regalo Promocional | Ningún comentario

¿Sabía que los bolígrafos y las camisetas son los artículos promocionales más demandados y puestos en circulación? ¿o que el 53% de las mujeres conserva al menos un bolígrafo publicitario, en contraste con un 47% de los hombres?

No hay duda de que en el mundo del “marketing a través del objeto”, las piezas de escritura ganan-por mucho- a cualquier otro gadget promocional: son funcionales, fáciles de transportar, almacenar y compartir. Dependiendo de sus características, el abanico en precios es muy amplio, partiendo de cifras tan económicas que  suponen un desembolso unitario de tan sólo unos céntimos. La gama llega a los estándares más altos, incluso a piezas de coleccionista a las que sólo contados afortunados pueden acceder. Grandes firmas como Montblanc o Cross, por mencionar alguna, también cuentan con su mercado B2B ofreciendo una gama de escritura personalizable y dirigida a satisfacer una demanda existente en el sector del regalo protocolario, por ejemplo.

Por otro lado, a pesar de la tecnología, el papel sigue estando en circulación. No en vano, los productos de papelería: notebooks, agendas, planners…han venido a celebrar un repunte de sus ventas, tanto en el sector del retail como en los regalos de empresa y material de oficina. Sea para garabatear, para tomar notas, para plasmar ideas….la cuestión es que aún no sabemos vivir sin el papel…y para dar utilidad a éste, no queda otra que contar con herramientas de escritura y/o dibujo.

Otra de las  grandes ventajas de las piezas de escritura es que permite fácilmente crear sets de gran funcionalidad adaptados a cada cliente: sets de varias piezas para escribir (bolígrafo, roller y portaminas), un set de escritorio (cuaderno, regla, portalápices y bolígrafo, por ejemplo), un kit para la lista de la compra (bloc de notas mini, bolsa de la compra y bolígrafo), set de vuelta al cole (lapicero, estuche, sacapuntas y goma), regalo protocolario de fin de año (agenda de lujo y una pluma, por proponer una idea). Son inagotables las opciones que brinda un bolígrafo, así como las posibilidades en cuanto al packaging y su presentación.

Bolígrafo puntero, touch, con distintos colores en uno, con láser para presentaciones, incluso con otros accesorios como llaveros, memorias USB o lanyards…¿Quién da más?

En cuanto a la forma de personalizar un bolígrafo…¿qué no está inventado? Elegir el color y marcar con un logotipo es la opción más sencilla, asequible y estandarizada. Impresión digital a todo color con motivos a medida, o grabación de iniciales en láser son también técnicas reconocidas. Existen también opciones como realizar el bolígrafo con formas más personalizadas (una jeringa que escribe o anexar un balón en la parte superior..)

No hay duda de que la escritura da juego: aplicaciones en swarovsky, gotas de resina para dar volumen a un logo o una mascota corporativa…e incluso fabricar el clip con efecto en 3D es una de las últimas novedades del mercado que aúna creatividad, ingenio y un coste muy accesible.

Producidos en Europa y con maquinaria suiza y japonesa, esta línea de bolígrafos (con opción de elegir entre 8 modelos distintos) ofrece la posibilidad no sólo de seleccionar colores o combinaciones al gusto del cliente, sino de reproducir en 3D un motivo corporativo a modo de clip.

Más de 20 años en el mundo de la escritura, este fabricante ha sabido dar vida a la creatividad y personalidad de las marcas y, es que, ofrecen un “laboratorio creativo” que desarrolla maquetas e idea la forma de lograr un alto impacto publicitario dando volumen a logos, productos, slogans o mascotas…y aplicarlos en una pieza tan rudimentaria y eficaz como es un “simple” bolígrafo.